Juan Francisco Urbina Ruiz

Yadira Ruiz: «Nunca me he avergonzado de mis hijos»

Cuando Yadira de Los Santos Ruiz Espinoza recibió la noticia de que su hijo Juan Francisco Urbina Ruiz tenía discapacidad intelectual sabía que tenía que emprender una batalla dura, pero al mismo tiempo lo asimiló con valentía, pues ya había tenido otro hijo con la misma discapacidad. El amor, el esfuerzo y la lucha constante de doña Yadira han convertido a sus hijos en chavalos ejemplares, como es el caso de Juan, un atleta que ha representado a Nicaragua por todo lo alto.

Juan tiene 21 años y desde los nueve años empezó a practicar atletismo, un deporte del cual confiesa se enamoró y que sueña con llegar muy largo.

«He corrido en toda Centroamérica, he sido campeón a nivel centroamericano en los 100, 200 y 400 metros. En Guatemala conquisté mi primera medalla. Mi sueño es estar en unos Juegos Paralímpicos y darle una medalla a Nicaragua«, dice Juan.

Juan asegura que dedicarse al atletismo ha sido la mejor decisión de su vida. Juan sabe leer y escribir.

«Nunca imaginé representar a Nicaragua por medio del deporte, es algo bonito. Lo más bonito ha sido salir adelante con el apoyo de mi madre, del profesor Santos Treminio, de la Federación del Comité Paralímpico, de Olimpiadas Especiales Nicaragua, me siento agradecido con todos», agregó Juan.

Mientras Juan habla, su mamá Yadira lo mira con orgullo y lágrimas en sus ojos, llora de felicidad.

«Desde pequeño Juan ha tenido el apoyo de sus padres. Tener a dos hijos con discapacidad ha sido una lucha muy fuerte, pero no me he dado por vencida, agradezco a la federación, a Olimpiadas Especiales, al profesor Santos y a todos los que nos han apoyado. No me he rendido jamás por mis hijos, ellos me dan siempre fuerzas para salir adelante, cuando ya no esté quiero que ellos se valgan por sí solos, que sepan que yo luché con ellos hasta el último día de mi vida, nunca me dio pena mostrarlos al mundo, ni pena para pedir para el pasaje y traerlos a hacer ejercicios, para mi son mi orgullo», dice emocionada doña Mercedes.

En el 2019, Juan obtuvo una medalla de  bronce en los 800 metros planos en los Juegos Mundiales de Olimpiadas Especiales en Abu Dabi, Emiratos Árabes. Juan fue parte de una delegación de atletas que se alzó con 11 medallas en dicho evento mundial, de las cuales fueron cinco de oro, dos de plata y cuatro de bronce.

«Doy gracias a Dios por tener la madre que tengo, por tenerla con vida, algún día quisiera darle una mejor vida, que no vivamos del pasado. Quiero decirle a mi madre, que le tengo mucho amor y cariño, que la adoro, Cuando ganó una medalla siempre pienso en ella, por ella, lucho porque siempre me ha motivado a seguir adelante, al igual que mi entrenador, la federación, a Olimpiadas Especiales y todos los que me apoyan», manifiesta Juan.

Doña Yadira finalizó diciendo que «A las madres que todavía no aceptan la discapacidad de un hijo o que tienen vergüenza, no tengan miedo, si hay que pedir hay que hacerlo, tenemos que sacar a nuestro hijos adelante como madres, esa debe ser nuestra meta, a la gente les pido no discriminen porque la lucha es dura, nunca me he avergonzado de mis hijos, nunca me he quedado estancada, lucharé por ellos hasta el último día de mi vida».

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram